Una tarde con Calma” en la Barcelona Design Week

Aunque quizá cabria añadir una “cálida” tarde con Calma, puesto que además de la soleada jornada, el evento en colaboración con el restaurante NEGRO, transcurrió por una calurosa y emotiva presentación por parte de cada diseñador, André Ricard, Pete Sans, Inma Bermudez/Moritz Krefter, Francesc Crous, Xavi Roca y Andreu Carulla, comentando al público asistente los procesos de diseño de cada colección de forma muy cercana y natural. Como preámbulo, el nuevo director artístico de Calma, el diseñador Andreu Carulla junto con el diseñador gráfico Xavi Roca de RUN estudio, dieron a conocer la estrategia que siguieron para abordar la transición hacia la nueva imagen corporativa, la apuesta por un diseño de producto más responsable, la forma de presentarlo y comunicarlo, y en definitiva acercarlo a los orígenes mediterráneos de la marca, al Empordà.

Un sereno y entrañable André Ricard, expuso como rescatar una patente del 1952 y ponerla en escena, el sillón con reposapiés BOOMERANG, de aspecto vintage y con mucha personalidad. Una atemporal COQUETA diseño de Pete Sans y Delta de Oro del 1987, que disfruta del paso del tiempo y se mantiene como un referente del diseño nacional, una pieza que gusta a todos. Inma Bermudez Studio le da un necesitado toque femenino a la marca, con su colección LOU, un conjunto de sofá-lounge, butaca y pouf, de aspecto mórbido, aunque ella prefiere definirlo como blando o soft, es realmente muy atractivo y cómodo. Si en diseño se puede hablar de sentido común, esta es la colección XICA&XANCA de CrousCalogero, unas lámparas de aspecto flotante que además de luz aportan calidez. Andreu Carulla dio paso a Xavi Roca para que explicara como llegó a diseñar FANG, la única pieza de todas las colecciones Calma que se presenta en 2D, una alfombra que evidencia una apuesta del diseño gráfico trasportado al complemento de exterior. Andreu Carulla finalmente cerró la presentación comentando sus colecciones BOLET, taburete cerámico de producción totalmente artesanal y dando muestra de su implicación con el territorio, y la colección MAREA de diseño en cooperación con el neoyorquino Joe Doucet, un loveseat de estructura de Iroko y tejido técnico de aspecto muy outdoor. Este primer debut de Calma en la Barcelona Design Week, que organiza con muy buen criterio el BCD, tiene como uno de sus objetivos acercar el diseño al consumidor final interactuando las empresas del sector, con comercios, espacios urbanos o públicos, etc. El restaurante Negro, ofreció un apetitoso aperitivo para dar por finalizada esta sencilla pero emotiva tarde con Calma.